Retoño de durillo, dos meses y medio tras el fuego

El durillo (Viburnum tinus), como la mayoría de los arbustos del encinar y de la maquia, retoña de raíz después de un incendio. En la imagen, un retoño de durillo transcurridas 10 semanas del incendio de Ódena, El Bruc, Castellfollit del Boix y San Salvador de Guardiola. El durillo puede recuperar en pocos años el volumen que tenía antes del fuego.
Los rebrotes son siempre más abundantes en la umbría que en la solana donde, a sus condiciones desfavorables, hay que añadir un número de arbustos menor ya antes del incendio.

[foto Jordi Badia]