Abejera de la pasión

Ophrys passionis (= O.sphegodes ssp.passionis)

La abejera de la Pasión (Ophrys sphegodes ssp.passionis [= O.passionis, O.sphegodes ssp.garganica]) es una de las abejeras más comunes en el Bages. Se distingue por su labelo redondeado, entero o ligeramente trilobulado, de 9 a 14 mm de longitud, de color púrpura oscuro y a menudo terminado en un pequeño apéndice amarillo. Frecuentemente el labelo presenta dos cuernos o gibosidades cerca de su base y está bordeado por una pilosidad más notable en la cara exterior de las gibosidades.

Florece desde mitad de marzo a principios de mayo, coincidiendo a menudo su máximo de floración con Semana Santa, de donde proviene su nombre O.passionis.

La foto 8ªmuestra un grupo excepcionalmente numeroso y denso de abejeras de la Pasión. El resto de imágenes son una muestra de la variabilidad de sus flores.

[fotos Jordi Badia (1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª y 8ª), Xavier Adot (6ª) y Pere Moraleja (7ª)]

Las orquidáceas u orquídeas son hierbas que se caracterizan por sus semillas minúsculas, por las flores con el extremo de las estructuras femeninas soldadas con las masculinas, por la gran diferenciación de uno de los tres pétalos (el labelo) y, generalmente, porque los granos de polen se presentan aglomerados en dos masas voluminosas denominadas polinios.
Las abejeras son orquídeas del género Ophrys, de distribución básicamente mediterránea. Se encuentra desde las Canarias hasta el mar Caspio y desde el norte de África hasta Escandinavia. Las abejeras viven especialmente en lugares soleados con suelos calcáreos. El Bages destaca por la abundancia de especies de este género, notable por su original y sofisticado sistema de polinización. Este proceso lo llevan a cabo, en casi todas las especies de abejeras, pequeñas abejas macho de diferentes especies que transportan los polinios de flor en flor atraídos por un reclamo de tipo sexual. Este reclamo es olfativo y también visual. El gran pétalo bellamente coloreado denominado labelo imita el olor y el color o la forma de la hembra del polinizador específico. Los polinios se adhieren al cuerpo de los machos estafados que intentan desesperadamente copular con las falsas hembras. Así el insecto polinizará después otras flores al intentar copular con ellas.

  • Ver el artículo Abelleres, en catalán, de Jordi Badia.