Acirón, arce

Acer opalus

Las hojas del acirón (Acer opalus) tienen normalmente un tamaño mayor que las de los arces; están divididas en 3 o 5 lóbulos agudos, algo recortados y con entrantes poco profundos. Las flores aparecen en abril, antes que las hojas. Son polinizadas principalmente por el viento, aunque estas flores denotan un paso evolutivamente reciente de la entomofilia a la anemofilia. Las flores, y también los individuos, muestran tendencia a ser unisexuales. La imagen 3ª muestra las flores masculinas en las que sobresalen los estambres; la 4ª un ejemplar con flores de los dos tipos, las masculinas con estambres y las femeninas con el estigma dividido en dos lóbulos. El ángulo de las alas del fruto es agudo (foto 5ª).

El acirón vive en bosques húmedos y en canales, como las que se adentran en la vertiente norte de Montserrat, sin rehuir los ambientes rocosos.

Se distinguen dos subespecies de acirón, Acer opalus ssp.opalus con hojas grandes y ssp.granatense o acirón de Granada con hojas pequeñas. Las hojas del acirón de hoja grande miden más de 10 cm, sus entrantes son poco profundos y los lados de los lóbulos divergen con tendencia triangular. En Cataluña, el acirón de hoja grande es muy común en el área altimontana del Prepirineo, en particular en la comarca de Berguedà. El acirón de hoja pequeña tiene sus hojas menores de 10 cm, con entrantes más profundos, lóbulos de lados casi paralelos y pilosidad en el reverso, especialmente cuando las hojas son aún jóvenes y tiernas. En Cataluña, el acirón de hoja pequeña se distribuye por las montañas del sur de la cordillera pre-litoral, en las sierras de Prades, Montsant y los Puertos. En el macizo de Montserrat, en la comarca de Bages, predomina el acirón de hoja grande, aunque se observa toda la gradación de tamaño de hojas hasta ejemplares que, indudablemente, son acirones de hoja pequeña o de Granada.

Las fotos 1ª y 2ª corresponden a ejemplares de acirón de hoja grande (ssp.opalus) iluminados con sus colores fulgurantes de otoño; la 1ª con hojas totalmente características de acirón de hoja grande con hojas de lóbulos redondeados y poco profundos y la 2ª un ejemplar con hojas de lóbulos más profundos y agudos, resultado de la introgresión de caracteres de acirón de hoja pequeña. En cambio, la foto 4ª muestra un ejemplar de acirón de hoja pequeña (ssp.granatense) en primavera; obsérvese el tamaño menor de las hojas con entrantes profundos y pilosidad en el margen.

Los arces y el acirón, pertenecientes todos ellos al género Acer, se caracterizan por las hojas de nerviación palmada, pecíolo largo y disposición opuesta, y por los frutos con un par de alas que facilitan la dispersión con el viento.

El arce de Montpellier (Acer monspessulanum) tiene las hojas en tres lóbulos y las alas del fruto en ángulo cerrado. Crece en umbrías, canales y fondos de barrancos.

El arce menor (Acer campestre) tiene el limbo de las hojas recortado en cinco lóbulos principales, redondeados y con entrantes profundos. Las alas del fruto se abren completamente en un ángulo de 180º. El arce menor muestra una afinidad más montana que el arce de Montepellier.

[fotos Jordi Badia (1ª, 2ª, 3ª y 5ª) y Florenci Vallès (4ª)]