Alfileres de roca de Montserrat

Erodium foetidum ssp.rupestre

Los alfileres de roca de Montserrat Erodium foetidum ssp. rupestre [= Erodium rupestre] son una mata perenne de la familia de los geranios que, en la comarca de Bages, crece únicamente en las cimas de la mitad oriental de Montserrat, desde Sant Jeroni hacia el este. Tiene forma de almohadilla anclada a la roca mediante raíces potentes, desproporcionadamente grandes en relación a la parte aérea de la planta, como adaptación a la vida en el ambiente inhóspito de las lomas ventosas y rocosas.
Sus hojas nacen directamente del cuello de la raíz; son bi-pinnatisectas terminadas en lóbulos milimétricos, blanquecinas en el anverso por un recubrimiento de pelos y verdes en el reverso. Los cinco pétalos de la flor muestran un idéntico color rosado, solo con las venas resaltadas. En la imagen 3ª se aprecia el fenómeno de la proterandria, es decir, de la maduración primero de la parte masculina y después de la femenina, en fases separadas, para evitar la autofecundación; las dos flores de la derecha con sus 5 estambres estan en fase masculina, mientras que la de la izquierda, con los 5 estigmas bien desarrollados y los estambres pasados, está en fase femenina. Sus frutos en aguja recuerdan aquellos de los geranios cultivados (género Pelargonium).

El aislamiento en las montañas ha permitido la diferenciación de varias subespecies de alfileres de roca, distribuidas en sierras distintas.
Los alfileres de roca de Montserrat (Erodium foetidum ssp. rupestre) mantienen una población pequeña en  Montserrat, la localidad clásica donde fue descrito. Las cimas de Montserrat son monolitos y, por tanto, el hábitat para los alfileres de roca reducido. Además de la localidad de Montserrat, Erodium foetidum ssp. rupestre se distribuye en el Pre-pirineo; se reencuentra en el área de conglomerados del Clot de Vilamala, de la Mola de Lord y de la sierra de Busa (Solsonès), en donde el hábitat es extenso y la población abundante, y puntualmente en la sierra de Picancel (Berguedà).
En Sant Llorenç del Munt se encuentran los alfileres de roca del Montcau (Erodium foetidum ssp. glandulosum [= Erodium glandulosum]), de porte algo mayor, con flores con los dos pétalos superiores manchados en tono morado y las hojas vredes por ambas caras.
Aún se conocen otras 4 formas más de alfileres de roca, sólo en las montañas de Cataluña y Valencia. No existe acuerdo total en el detalle de estas divisiones, sobre si deben considerarse como especies o como subespecies -tal como se toma aquí siguiendo a O.Bolòs y J.Vigo (Flora dels PPCC, 1990)-, ni si todas ellas tienen idéntico rango taxonómico. En cualquier caso, los diferentes alfileres de roca en montañas distintas, ni que sean tan cercanas como el Montcau y Montserrat, manifiestan magníficamente el proceso de especiación al que conduce el aislamiento.

[fotos Jordi Badia]

Ver el artículo Les cargoles de roca del Montcau i de Montserrat, en catalán, de Jordi Badia.