Avispa asiática

Vespa velutina

La avispa asiática (Vespa velutina) es una avispa del tamaño del avispón (Vespa crabro), la mayor de las avispas autóctonas de Europa. Es completamente negra, exceptuando el cuarto segmento abdominal que tiene color naranjado y las patas que en su mitad distal son amarillas, aunque la variedad nigritorax posee el abdomen negro por completo. Como en el resto de avispas, existen diferencias morfológicas entre la reina que mide 3,5 cm, las obreras de unos 2,5 cm y los machos o zánganos.

El ciclo vital y el comportamiento de la avispa asiática son paralelos a los del avispón, con las diferencias que la avispa asiática es más agresiva y que captura abejas de la miel cuando éstas salen de la colmena, para alimentar con ellas a sus propias larvas. Su comportamiento resulta muy perjudicial para las abejas –que en la naturaleza y en los cultivos realizan una función polinizadora esencial- y para la producción de miel.

La reina fundadora despierta del estado de diapausa invernal en marzo y empieza la construcción de un nido provisional de unos 4-5 cm de diámetro, hecho de materia vegetal masticada y ensalivada, en el que pone algunos huevos, cada uno en su correspondiente celda, de los que saldrán las obreras fundadoras. Estas fundadoras comenzarán la construcción de otro nido esférico que podrá alcanzar los 80 cm y alojar a una colonia de más de mil individuos. El nido colonial esférico posee una o más entradas circulares a media altura, nunca por debajo como en los nidos del avispón. Este nido colonial puede establecerse en el mismo lugar que el provisional o en otra situación más favorable, a menudo en la copa de un pino o protegido en una oquedad de un muro, una roca o un tronco. Si la colonia es molestada, de ella salen algunos individuos a defenderla; de entrada permanecen en el exterior del nido en actitud vigilante y, si la amenaza persiste, atacan al intruso clavándole el aguijón abdominal. La picadura de avispa asiática es dolorosa como la del avispón. En otoño nacen nuevas reinas y zánganos que se separan en grupos para los respectivos vuelos nupciales. Al llegar el invierno, los zánganos y las obreras mueren y el nido queda abandonado. El nido no se utilizará al año siguiente. Quedan solo las reinas fecundadas que pasan el invierno en diapausa para, en primavera, fundar nuevas colonias.

La avispa asiática es una especie invasora que llegó a Europa por el puerto de Marsella en el año 2004. Las abejas asiáticas combaten colectivamente la avispa asiática que se acerca a la colmena formando a su alrededor un enjambre denso; el aleteo de tantas abejas juntas llega a provocar la muerte de la avispa asiática por asfixia y calor. Pero las abejas melíferas europeas no conocen ni practican esta estrategia, con lo que mueren capturadas de una en una por la avispa asiática. Por ahora, la actuación más eficaz para frenar la expansión de la avispa asiática consiste en la destrucción de sus grandes nidos mediante la inyección de insecticida, sin duda un trabajo de riesgo.
Siguiendo el patrón de expansión, cabe esperar que la avispa asiática consiga establecerse en la comarca de Bages, llegando desde el nordeste.

El nido colonial de la imagen 1ª, el primero del cual tenemos constancia en el territorio de las comarcas de Bages y Moianès que abarca este website de naturaleza, ha sido fotografiado en septiembre de 2018 en un talud en el interior de un pinar del término municipal de Calders. Tras su descubrimiento, esta colonia de avispa asiática fue eliminada y el nido retirado por Agentes Rurales.
La imagen 2ª corresponde a un nido aún pequeño encontrado en mayo de 2021 en el interior de una casa habitada en Santpedor.
La imagen 3ª muestra a un individuo ahogado en un lavadero en Camps (Fonollosa) y la 4ª a otro ejemplar que merodeaba por el mismo lugar, en noviembre de 2021.

Las imágenes 5ª y 6ª fueron obtenidas en Les Brucardes (Sant Fruitós de Bages), en octubre de 2021. Está claro que en el año 2021 la avispa asiática se ha extendido ya por la comarca de Bages.

En el caso de observar un nido de avispa asiática, hay que anotar con precisión su localización e informar de ello a los Agentes Rurales (DARP oficina comarcal – Prudenci Comellas 6, Manresa – 938724224 – abages.daam@gencat.cat.

[fotos Just Serra (1ª), Júlia Badia (2ª), Esteve Badia (3ª), Aina Sallés (4ª) y Florenci Vallès (5ª y 6ª)]