Consuelda menor

Symphytum tuberosum

La consuelda menor (Symphytum tuberosum) es una hierba vivaz de la familia boragináceas, propia de bosques caducifolios húmedos con buen suelo y que, en la comarca de Bages, vive en algunas alamedas de la ribera de los ríos. Tiene un rizoma tuberoso -lo que recoge su adjetivo específico- del que salen los tallos de unos 40 cm. Las hojas poseen contorno oval o lanceolado, muy grandes las basales y progresivamente menores cuanto más arriba del tallo, y atenuadas hacia el pecíolo. En primavera, la consuelda menor florece en cimas escorpioides en el extremo del tallo. Las flores son péndulas, grandes y atractivas. Poseen una corola tubular amarilla, de hasta 2 cm, súbitamente ensanchada hacia la mitad y terminada en 5 pequeños lóbulos curvados hacia el exterior, del centro de la cual sobresale el estilo.

La consuelda debe su nombre a la propiedad cicatrizante de heridas. Inicialmente, la teoría del signo interpretó la morfología de la planta con hojas decurrentes sobre el tallo -es decir, tallo y hojas soldados en unión continua, un carácter más manifiesto en la consuelda mayor (S.officinale) que no en la menor- como una evidencia de su virtud para curar heridas. La ciencia actual ha descubierto que el rizoma de la consuelda menor contiene alantoína, un principio activo epitelizante, ampliamente utilizado en farmacia y en cosmética para promover la cicatrización de heridas. La teoría del signo no andaba equivocada.

[fotos Jordi Badia]