Empusa

Empusa pennata

La empusa (Empusa pennata) es la única especie de la familia de los empúsidos encontrada en las tierras de habla catalana. La especie se caracteriza por la presencia de una protuberancia sobre la cabeza. Los adultos son de color verde y marrón. Los machos alcanzan los 60 mm de longitud, mientras que las hembras, mayores, llegan a los 70 mm. Los machos adultos, como el de la foto 3ª, presentan antenas largas y bipectinadas, mientras que las de las hembras son más cortas y lineales.
Las imágenes 1ª y 2ª muestran subadultos, la 3ª un ejemplar macho y la 4ª y la 5ª corresponden a hembras, con antenas más pequeñas que las del macho.
Nótese la dificultat de darse cuenta de la presencia de la empusa cuando se mantiene quieta entre las matas y hierbas.

La empusa habita zonas secas y cálidas, aunque también se puede encontrar en las orillas de los ríos. Es una especie especializada en la caza de insectos voladores, que atrapa con las patas anteriores armadas con espinas. A diferencia de la mayoría de mantoideos, las ninfas eclosionan en verano, se alimentan en otoño y de forma irregular en invierno y completan su desarrollo en primavera.

El nombre empusa proviene de la mitología griega. Empusa era una semi-deesa monstruosa y malévola, de formes cambiantes, que devoraba a los humanos.

[fotos Marta Queralt López Salvans (1ª y 2ª), Amadeu Ricart (3ª), Jordi Badia (4ª) y Montserrat Porta y Jordi Badia (5ª)]