Hepática

Anemone hepatica

La hepática (Anemone hepatica) pertenece a la familia ranunculáceas. Toma sus nombres, tanto el vernáculo como el específico, de sus hojas en tres lóbulos que adquieren una tonalidad morada en el reverso y que pueden recordar a un hígado. Basándose en la teoría del signo, la tradición popular atribuyó imaginarias propiedades medicinales a la hepática para curar las dolencias del hígado. Estas hojas identifican perfectamente a la hepática.

Las flores aparecen temprano en primavera, antes de que las hierbas del suelo del bosque caducifolio queden a la sombra de las hojas nuevas de los árboles. Las flores son solitarias, aupadas por un pedúnculo largo y piloso. No poseen sépalos auténticos, sino 3 brácteas, pilosas en el reverso, que simulan serlo. La flor consta de 6 o 7 tépalos ovales de 1-2 cm y color azul-violeta, blanco o esporádicamente rosado, un número indeterminado de estambres con anteras amarillas y, en el centro, un receptáculo ancho que acoge numerosos pistilos que se convertirán en núculas.

La hepática vive en bosques húmedos, principalmente en los robledales y los hayedos. Es una hierba perenne.

[fotos Jordi Badia]