Náyade

Celastrina argiolus

La náyade (Celastrina argiolus) es una mariposa diurna de la familia de los licénidos que agrupa las niñas celestes y las morenas, común en Cataluña y que basa su éxito en su capacidad para alimentarse de muchas plantas abundantes, no en exclusiva de la hiedra como el nombre popular que se le ha otorgado en catalán de blaveta de l’heura (= azulilla de la hiedra) podría inducir a pensar.   

Su morfología es la característica de un licénido de color azul celeste tanto en machos como en hembras, que se identifica por el margen negro en el ápice de las alas anteriores en visión dorsal, estrecho en los machos y ancho en las hembras. Además, las alas tienen un flequillo de pelos que en las alas anteriores alterna tramos blancos con tramos oscuros donde llegan las venas y en las posteriores es blanco continuo. El reverso de las alas es azul nacarado con pequeñas manchas oscuras, al cual se refiere su nombre popular de náyade. Los machos -como el ejemplar de la imagen- tienen 3 manchas en el área postbasal -la más cercana al cuerpo- de las alas posteriores, mientras que las hembras tienen 4 manchas en esta posición. Las antenas y las patas combinan tramos claros y oscuros.

La oruga es verde con una línea interrumpida o en zigzag de color magenta en el dorso. Se alimenta de muchas plantas comunes: la hiedra, la zarza, el madroño, distintas papilionáceas y muchas más.

Los adultos se ven volar en los sotos ribereños y en los zarzales húmedos, también en plantaciones de frutales y en parques. La náyade es una especie sedentaria que consigue pasar el invierno en fase de crisálida.

[foto Esteve Roig]