Olivarda

Inula viscosa (= Dittrichia viscosa)

La olivarda (Inula viscosa (= Dittrichia viscosa)) es una mata leñosa y olorosa de distribución mediterránea, de hasta un metro de alto, que crece en los arenales y guijarrales de los ríos y es muy común también en solares abandonados, tierras removidas y bordes de caminos y carreteras, donde puede ser muy abundante. Probablemente, partiendo de los arenales y guijarrales de los ríos fue ocupando los hábitats artificiales con condiciones ambientales similares.

Pertenece a la familia de las compuestas. En septiembre, puntual, florece de forma espectacular mostrando numerosos capítulos de flores amarillas, liguladas las del exterior y tubulosas las del centro del capítulo. En esta época del año, los solares pocos años atrás removidos pueden aparecer como un monocultivo de olivarda de un amarillo chillón. La floración de la olivarda se alarga durante octubre o hasta primeros de noviembre. Las hojas son amplexicaules, es decir, no tienen pecíolo y abrazan directamente el tallo, de forma lanceolada con el margen irregularmente serrado y de tacto pegajoso. En invierno muere la parte alta de sus tallos, que se mantiene seca mucho tiempo, y caen gran parte de sus hojas, por lo cual se considera una mata semicaducifolia. La foto 3ª muestra una olivarda en junio, con copiosos brotes y ya sin hojas del año anterior, pero todavía con la parte muerta de los tallos. La foto 4ª muestra el polígono industrial del Grau (Sant Fruitós de Bages) ocupado por la olivarda en octubre del 2011, en ausencia de las empresas a las que estaba destinado.

[fotos Florenci Vallès (1ª, 3ª y 4ª) y Jordi Badia (2ª)]