Saltamontes

Decticus albifrons

Decticus albifrons es un insecto del orden de los ortópteros que pertenece al suborden de los ensíferos. Este suborden incluye, entre otras, la familia de los tetigónidos (entre los cuales encontramos esta especie i también el saltamontes verde), la de los efipigéridos (somaretas), la de los grillotálpidos (grillotopos o alacranes cebolleros) y la de los gríllidos (grillos).

Como todos los ensíferos, Decticus albifrons tiene las antenas largas, constituidas por muchos artejos, presenta órganos auditivos en las tibias anteriores y produce estridulación (chirría) rozando las dos alas anteriores. Estas características permiten diferenciar los ensíferos de los celíferos, el suborden de ortópteros que incluye la mayoría de saltamontes y langostas. Otra característica de los ensíferos que no presentan los celíferos es el largo oviscapto de las hembras, que sirve para poner los huevos en los lugares adecuados. El ejemplar de la foto es macho, porque no tiene oviscapto.

Decticus albifrons es un saltamontes grande, tiene un cuerpo que mide de 30 a 40 mm de largo, sin contar el oviscapto, que tiene una longitud de entre 22 y 28 mm. Tiene la parte frontal de la cabeza clara, una característica a la cual hace referencia su nombre específico.

Vive en lugares soleados (prados, matorrales bajos, cultivos, barbechos…) y se alimenta de insectos y de plantas. Los machos cantan sólo de día, para atraer las hembras y para advertir los otros machos. En estado adulto, lo podemos encontrar de julio a octubre. Las hembras hacen la puesta dentro del suelo y, en la primavera siguiente, de los huevos salen ninfas bastante parecidas a los adultos. El proceso de transformación de estas ninfas en adultos se conoce con el nombre de metamorfosis simple o incompleta.

Su área de distribución comprende Europa Meridional, el norte de África, Asia Central y el Próximo y Medio Oriente.

[fotos Florenci Vallès]