Boj

Buxus sempervirens

El boj, bujo, boje, buje o buixo (Buxus sempervirens) es un pequeño árbol de hoja perenne de la familia de las buxáceas que no suele superar los 5 m de altura y generalmente se encuentra en forma arbustiva. Merece especial atención porque es muy abundante en las zonas de mediana altitud de Cataluña en que el suelo es calcáreo.

Copa. Tiene forma ovoide y el follaje muy denso.
Tronco y ramaje. El tronco está muy ramificado, generalmente desde la base. Las ramillas se disponen opuestas, son de color verde, tienen la sección cuadrangular y cuando son jóvenes a menudo presentan pelos. La corteza vieja es de color gris claro amarronado y está formada por pequeñas placas con aspecto de escama.
Hojas. Son pequeñas (1-3 cm de largo por 0,7-1,5 cm de ancho), persistentes y simples, y están en disposición opuesta. Tienen un pecíolo muy corto y un limbo elíptico u ovado (a menudo con un pequeña muesca en el ápice), entero, coriáceo y lampiño. Su anverso es brillante y de color verde oscuro, mientras que su reverso es de color verde amarillento. A menudo tienen tonalidades rojizas en invierno o en tiempo de sequía y, si son parasitadas por pulgón saltador Psylla buxi, adquieren forma hemisférica y forman una agalla característica. Con el calor y la humedad, el boj desprende un olor particular.
Flores. El boj es una especie hermafrodita con flores unisexuales. Estas flores, que son pequeñas, de color amarillo y perfumadas, se disponen agrupadas formando glomérulos en la axila de las hojas. Cada glomérulo está formado por una flor femenina central, con 1 pistilo de 3 estilos, rodeada por unas cuantas flores masculinas que tienen 4 estambres cada una. Florece de marzo a abril.
Frutos. Son cápsulas ovales y duras que miden alrededor de 1 cm de longitud. Al madurar, en verano, se abren en 3 valvas cada una de las cuales presenta 2 cuernos que derivan del estilo. Estos cuernos miden de largo aproximadamente la cuarta parte de lo que mide el resto de la cápsula. Cada cápsula contiene 6 semillas de color negro brillante.
Requerimientos físicos y químicos. Es una especie un poco exigente en cuanto a la cantidad de agua que necesita. En Cataluña, a altitudes medias puede vivir en cualquier lugar, pero en las zonas bajas se refugia en los torrentes y en las umbrías. De todos modos, suele sobrevivir a largos períodos de sequía. Vive bien tanto a pleno sol como a la sombra y resiste las heladas intensas. Se le puede encontrar en cualquier tipo de suelo rico en nutrientes, aunque prefiere los calcáreos. A menudo vive en laderas pedregosas de fuerte pendiente, donde protege muy bien el suelo de la erosión.
Propagación. De forma natural el boj se propaga por semillas, y artificialmente por estaca semileñosa en verano y por estaca leñosa en otoño.
Crecimiento. Lento.
Usos. Su madera, de color amarillo limón, es muy dura y de muy alta densidad, y admite un gran pulimento. Se utiliza en tornería, escultura y artesanía (utensilios de cocina, piezas de ajedrez, marquetería, instrumentos musicales de viento, grabados…). Aunque se había utilizado en farmacia como purgante y antipirético, el boj es una planta tóxica rechazada por el ganado. Sus hojas y sus tallos tiernos contienen alcaloides venenosos que si se ingieren pueden provocar dolor estomacal, vómitos, diarrea, convulsiones y hasta la muerte. Diversas variedades de boj son empleadas como ornamentales. Se utilizan para formar setos y, por su follaje compacto que admite ser recortado para darle formas geométricas, son ideales para hacer los parterres dibujados que caracterizan las grandes realizaciones de jardinería de estilo regular o francés típicas del siglo XVIII.
Distribución geográfica. Es un árbol de distribución submediterránea que ocupa un área discontinua que se extiende desde Portugal hasta el Cáucaso. Es muy común en toda la vertiente sur de los Pirineos, donde crece hasta 2000 m de altitud y se puede encontrar dentro de los bosques (pinares, robledales , encinares y ciertos hayedos) o en laderas rocosas formando bojedales arbustivos en los que es la especie dominante. Es bastante abundante en el Bages, especialmente en las umbrías.

La mariposa defoliadora del boj (Cydalima perspectalis) llegó a Cataluña, en la comarca de La Garrotxa, en el año 2014. En el año 2017 se vieron los primeros ejemplares en la comarca de Bages. Las orugas de la mariposa del boj se comen a menudo todas las hojas del boj, incluso llegan a roer su corteza. Las imágenes 5ª y 6ª muestran los retoños de las ramas del boj en la temporada siguiente después de haber sufrido la defoliación por las orugas. Esperemos que no se repitan las explosiones de población de mariposa del boj que se han visto en tantos lugares de Cataluña, también en la comarca de Bages, capaces de no dejar ni una sola hoja de boj en un bosque que había estaba repleto de ellas.

[fotos Florenci Vallès (1ª y 2ª), Jordi Badia (3ª y 4ª) y Pere Moraleja (5ª y 6ª)]