Cormorán

Phalacrocorax carbo

El cormorán (Phalacrocorax carbo) ha pasado en pocos años de ser una especie rara en la comarca de Bages a ser abundante en invierno.
Se alimenta exclusivamente de peces (foto 2ª), por lo que su aumento de población puede estar relacionado con una mejora de la calidad de las aguas fluviales.
Suelen reposar en los árboles de ribera (foto 3ª), en remansos tranquilos, como la bandada de aproximadamente un centenar de individuos que en enero de 2002 se refugiaba sobre un grupo de grandes álamos de la orilla del Llobregat, cerca de Manresa (foto 4ª). Los troncos de estos álamos aparecen más blancos a causa de los excrementos (foto 6ª) de la numerosa bandada.
El cormorán se observa también posado cerca del agua, a menudo con sus alas extendidas para secarlas al sol (foto 5ª).
Los adultos tienen el plumaje completamente negro brillante, mientras que los jóvenes (foto 7ª) muestran el dorso algo amarronado y el vientre y el cuello claros.

[fotos Oriol Oms (1ª, 2ª, 3ª, 5ª y 6ª), Florenci Vallès (4ª) y Jordi Badia (7ª)]