Mariposa azul rabilarga o canela estriada

Lampides boeticus

La mariposa azul rabilarga o canela estriada (Lampides boeticus) es, como el resto de licénidos, una mariposa pequeña y particularmente bella por su color azul, por su aspecto aterciopelado y por los rabitos en las alas posteriores.

Les hembras son algo mayores que los machos, aunque el dimorfismo sexual se manifiesta principalmente en el color. El color dominante en el cuerpo y en el anverso de las alas de los machos es un azul vivo. Además, las alas tienen un margen marrón y un flequillo íntegramente blanco. Cerca del ángulo anal de las alas posteriores existe un ocelo negro muy evidente y un rabito y, exactamente en el ángulo, otro ocelo menor. Las hembras tienen la misma forma, pero la extensión de azul se reduce a la parte de las alas cercana al cuerpo, más allá pasa gradualmente a marrón. El reverso de las alas tiene color canela con un ajedrezado poco marcado de tonos claros y oscuros y con una banda postdiscal blanca mejor definida en las alas posteriores. La cabeza y la parte abdominal del cuerpo tienen pilosidad blanca. Los ojos son negros, mientras que las antenas son marrones con numerosas franjas estrechas blancas. La imagen muestra un ejemplar macho, de un azul vivo.

La mariposa azul rabilarga es una especie migratoria que en primavera llega a Cataluña por el sur. Realiza diversas generaciones mientras dura el calor, aunque parece ser que son pocos o ninguno los ejemplares que sobreviven aquí al invierno.

Las orugas de la mariposa azul rabilarga son pequeñas, con la base del cuerpo segmentado plana y de color verdoso para poder camuflarse. La hembra adulta pone los huevos en los capullos y las flores de plantas papilionáceas como la planta del guisante, la retama de olor, el espantalobos, la aulaga morisca, la alfalfa y otras. Las orugas entran en la legumbre y comen sus semillas cuando son aún verdes y tiernas.

La mariposa azul rabilarga se parece al taladro del geranio (Cacyreus marshalli) porque ambas especies poseen rabitos, pero al taladro del geranio le convendría mejor el nombre de mariposa marrón que el de mariposa azul.

[foto Esteve Roig]