Oruga de la encina

Lymantria dispar

Las orugas peludas del alcornoque u orugas de la encina (Lymantria dispar) son las larvas de una especie de mariposa nocturna. Viven formando grupos numerosos que se refugian en nidos construidos uniendo hojas con hilos de seda. Se alimentan de hojas de encina o de alcornoque, y también de hojas de frutales, de roble y de otros árboles o arbustos del bosque. Pueden ocasionar plagas defoliadoras.

Sus característicos haces de pelos largos salen de unas protuberancias dispuestas a lo largo del cuerpo que presentan dos coloraciones, azules las que están en posición anterior y rojas el resto. Las imágenes muestran estadios sucesivos de desarrollo; la oruga de la foto 5ª está más crecida.

El adulto es una mariposa de cuerpo rollizo, muy pilosa y con dimorfismo sexual notable.
Los machos -en la imagen 6ª- tienen color marrón con matiz dorado, con las alas anteriores atravesadas por una seria de líneas más oscuras en forma vaga de zigzag o de letra “m” continua y las alas posteriores de tono más claro, anaranjado y uniforme, solo eventualmente con líneas oscuras, rectas, estrechas y difuminadas, dispuestas como radios sobre las venas. En los machos destaca su imponente par de antenas plumosas o pectinadas que le dan aspecto de murciélago orejudo.
Las hembras, en cambio, son blancas con las mismas líneas de tono marrón oscuro en el anverso de las alas anteriores, con patas marrón y antenas filiformes, no plumosas o pectinadas. El nombre popular en inglés «gipsy moth» se refiere al color blanco de las hembras.
En ambos sexos los ojos son azules, aunque más claros en las hembras y casi negros en los machos, En el margen de las alas se encuentra un flequillo ajedrezado.

Las orugas se ven en primavera y los adultos en el mes de julio, mientras que pasan el resto del año en fase de huevo. Las hembras aglutinas los huevos en un mucílago viscoso de color dorado que ellas mismas segregan y pegan en la corteza de árboles, preferentemente en alcornoques y encinas. Afortunadamente, tratándose de una especie capaz de ocasionar plagas, realiza una sola generación por año.

El ejemplar macho de la imagen 6ª tiene una anomalía particular de coloración, una ancha franja clara, en el dorso del ala anterior derecha.

[fotos Xavier Adot (1ª y 5ª), Jordi Badia (2ª y 6ª) y Montserrat Porta (3ª y 4ª)]