Ranúnculo bulboso

Ranunculus bulbosus


El ranúnculo bulboso (Ranunculus bulbosus), denominado también botón de oro como otros ranúnculos, es una hierba perenne de uno o dos palmos de altura, habitual en los prados. Se distingue de sus congéneres por dos particularidades: la primera, un bulbo esférico en la base del tallo del cual nacen también las hojas basales y en el que confía su supervivencia para el año siguiente; la segunda, los sépalos reflejos al tiempo de floración.

El ranúnculo bulboso es piloso. Las hojas basales poseen un pecíolo muy largo y un limbo dividido en tres folíolos dentados o lobulados a su vez de manera palmada. El folíolo terminal puede ser peciolulado, lo que da a la hoja apariencia pinnada. Las hojas caulinares son mucho menores, con segmentos estrechos y prácticamente sin pecíolo.

Las flores son inconfundibles de ranúnculo con 5 pétalo amarillos, numerosos estambres y numerosos carpelos dispuestos en un cono central como si fueran las escamas de una piña. Los 5 sépalos tienen color amarillo verdoso, pilosidad larga en la cara exterior, forma triangular y posición refleja, es decir, vueltos atrás mostrando su cara interior y con el ápice junto al tallo.

Como otros ranúnculos, el ranúnculo bulboso contiene un glicósido tóxico. Los herbívoros lo evitan. Aunque pierde progresivamente la toxicidad una vez cortado y seco, con lo que no perjudica a los prados de siega.

El ranúnculo bulboso es una especie de amplia distribución por Europa. Igualmente está bien distribuido en la comarca de Bages, aunque no suele dominar los prados. Se han descrito numerosas subespecies y variedades que ocupan áreas y hábitats distintos.

[fotos Jordi Badia]