Tremela

Tremella mesenterica

Tremella mesenterica es una masa de lóbulos irregulares de color amarillo anaranjado llamativo que crece en cualquier temporada húmeda encima de la madera muerta de las encinas y de otros árboles planifolios. Parasita hongos del género Peniophora que forman crostas en la madera en descomposición. Tiene un olor y un sabor irrelevantes. Es frecuente en el Bages, donde su amarillo chillón contrasta vivamente encima del negro de los troncos de las encinas. Tremella mesenterica externamente se parece mucho a la dacrimicetal Dacrymyces chrysospermus, pero esta especie vive sobre madera de coníferas (sobre todo abetos y píceas) y, en Cataluña, es propia de la montaña. Más parecida aún es Tremella aurantia que forma lóbulos foliáceos más opacos y que se encuentra parasitando Stereum hirsutum.

La tremela mesentérica (Tremella mesenterica), como la oreja de Judas (Auricularia auricula-judae), es una seta gelatinosa. Las setas gelatinosas son los órganos reproductores de hongos basidiomicetes de los órdenes tremelales, dacrimicetales y auriculariales. La mayor parte de los hongos que dan setas son basidiomicetes, un grupo que se caracteriza por sus esporangios microscópicos del tipo basidio, que en su forma más típica recuerdan las ubres de una vaca y no tienen divisiones internas. Las tremelales (ejemplo típico Tremella) y las auriculariales (ejemplo típico Auricularia), junto con algunos grupos de basidiomicetes parásitos, presentan la particularidad de tener los basidios divididos por tabiques (fragmobasidios con septos), pero en las tremelales estos septos se disponen de forma longitudinal formando una cruz, mientras que las auriculariales tienen basidios con tres septos dispuestos transversalmente. Tanto la tremela mesentérica como la oreja de Judas, cuando se secan, encogen, pierden su forma original y se vuelven quebradizas, pero suelen recuperar su aspecto y vitalidad iniciales cuando se rehidratan.

[foto Jordi Badia]