Viborera

Echium vulgare ssp.argentae

La viborera (Echium vulgare subsp. argentae) es una hierba bienal de la familia de las boragináceas que también es conocida popularmente con los nombres de viperina y lengua de vaca salvaje, entre otros. El nombre del género proviene del griego echios, que significa víbora o culebra. La nomenclatura popular no distingue entre las diferentes subespecies de Echium vulgare que existen. Los hongos del género Hydnum, que producen setas con agujas en la parte inferior del sombrero, también se conocen con el nombre de lengua de vaca, pero, en el caso de Echium vulgare, este nombre hace referencia a su aspereza característica.

Es una hierba erecta y más o menos ramificada que mide 20-90 cm de alto y está recubierta de pelos de dos tipos: las setas, que son largas, rígidas y ligeramente punzantes, y otros pelos más pequeños y delgados. Tiene los tallos manchados de puntitos negros y a menudo tiene un solo tallo principal, pero puede tener más de uno.
Sus hojas basales forman una roseta, son oblongo-lineares, miden 5-20 cm de largo por 1-2 cm de ancho, y son atenuadas en la base. Las de los tallos son más pequeñas y están en disposición alterna.
Sus flores están agrupadas en cimas escorpioides, y éstas forman panículas. El cáliz mide 5-10 mm de largo y está formado por 5 sépalos soldados por la base. La corola, que mide 10-25 mm de largo y es de color azul oscuro más o menos violáceo y a menudo está teñida de púrpura, forma un tubo que se ensancha de manera gradual hacia el extremo superior, donde queda truncado oblicuamente y dividido en cinco lóbulos poco profundos y desiguales. Tienen 1 pistilo con el estigma bífido i 5 estambres con los filamentos de longitudes desiguales, 4 o 5 de los cuales sobresalen de la corola. Se abren entre febrero y diciembre y son polinizadas por insectos, tal como se puede ver en la foto de la izquierda.
Sus frutos (uno por flor) cuando están maduros se rompen en 4 núculas que miden cada una 2 mm. Estas núculas presentan algunos pequeños tubérculos en la superficie y recuerdan la cabeza de una víbora.

Vive en los lastonares menos secos, bordes de caminos, taludes de carreteras, barbechos, etc.; sobre suelos profundos y ricos en nutrientes, y en lugares poco o nada sombreados.

Echium vulgare es una planta distribuida por la mayor parte de Europa que, en Catalunya, presenta dos subespecies: la subespecie argentae, propia del este de la península Ibérica y común en la mayor parte del territorio catalán, y la subespecie vulgare, que en Cataluña sólo se encuentra en los Pirineos, el Cabrerès y el Montseny. En el sur de la península Ibérica vive la subespecie granatense, que llega al sur del País Valenciano. Las plantas de la subespecie vulgare se pueden distinguir porque tienen las flores netamente azules y de tonalidad más clara, y porque son más pequeñas y no son muy híspidas.

La lengua de vaca salvaje contiene alcaloides tóxicos en poca concentración y, como la borraja, es sudorífica y diurética. Basándose en la teoría del Signo, se había utilizado para curar las picaduras de víbora, porque las núculas, las inflorescencias y las manchas de la planta recordaban a los antiguos una víbora.

[fotos Florenci Vallès]

Ver el artículo Teoria del signe, en catalán, de Jordi Badia.