Estratotipo de la formación geológica Artés

La formación geológica Artés de lutitas rojas continentales toma el nombre del largo risco cortado por el arroyo Gavarresa en la vertiente este de la montaña Fucimanya o de Montcogul, donde estos materiales afloran extensamente. En el año 1971, en este cortado fue descrita la formación geológica, por tanto es su estratotipo y fue bautizada con el nombre de Artés, la población más cercana. Al interés geológico de ser referencia estratigráfica, este largo precipicio suma delicadas morfologías de erosión en cárcava y un indudable valor estético de paisaje.

La carretera C-25, el eje transversal de Catalunya, pasa durante los 2 km al este de la salida de Artés por debajo de este precipicio, a una distancia suficiente para observarlo.

Las rocas de la formación Artés se originaron a partir de los sedimentos depositados en una llanura continental por ríos que, donde ahora llamamos comarca de Bages, provenían de sierras situadas al sur, hace entre unos 35 y 30 millones de años, desde finales del Eoceno hasta medio Oligoceno, durante el Terciario o Cenozoico. Los materiales que actualmente se encuentran son principalmente lutitas y areniscas, aunque también hay conglomerados originados por paleocanales, capas de calizas lacustres y, en algunas áreas, vetas de yeso fibroso. El color rojizo tan característico de la formación Artés se debe a la presencia de óxido de hierro. La formación Artés se sitúa estratigráficamente por encima de la formación Cardona de evaporitas. [foto Jordi Badia]