Llantén de agua

Alisma lanceolatum (= A.plantago-aquatica ssp.lanceolatum)

El llantén de agua (Alisma lanceolatum [= A.plantago-aquatica ssp.lanceolatum]) es una hierba que vive enraizada en el fondo de los estanques pero que saca sus tallos y hojas a la superficie. Pertenece a la particular familia de las alismatáceas, del orden de las alismatales de plantas todas ellas acuáticas o palustres, separadas del resto de monocotiledóneas desde muy antiguo. El orden alismatales incluye también las familias potamogetonáceas, con el género Potamogeton muy diversificado que cuenta con P.pectinatus frecuente en las acequias y ríos de la comarca de Bages, y juncagináceas, con el género Triglochin presente en Cataluña aunque nunca hasta hoy observado en las zonas húmedas de la comarca de Bages.

El llantén de agua posee hojas con pecíolo muy largo que arranca del fondo del agua y limbo lanceolado con nervios paralelos. Estas hojas se mantienen más bien inhiestas. La similitud con las hojas del llantén (Plantago lanceolata, P.media), a pesar de que no existe ninguna relación cercana de parentesco entre ellos, explica su nombre.

En verano saca un tallo floral esbelto, con las pequeñas flores en la punta de largos pedúnculos verticilados, dispuestos regularmente como los tallos de un equiseto. Las flores tienen 3 sépalos verdes, 3 pétalos blancos o rosados abiertos en horizontal y relativamente pequeños de manera que no llegan a solaparse, 6 estambres agrupados en 3 pares y numerosos carpelos que tras madurar se convertirán en núculas, similares a las de un (gén. Ranunculus). De esta morfología de la flor, con las piezas del cáliz distintas de las de la corola y poco alejada de las dicotiledóneas más antiguas, permite interpretar que, su vez, las alismatáceas son monocotiledóneas primitivas.

El llantén de agua vive en aguas mansas y limpias. Su distribución mundial es muy extensa. En la comarca de Bages se encuentra en remansos de los arroyos mejor conservados; ha sido observado recientemente en los arroyos de Julenques (Guardiola) y de Les Tàpies (Calders).

[fotos Jordi Badia]