Obras para la captación de agua salina en el Fusteret

La construcción de una captación de agua salina en la orilla del río Cardener en el Fusteret, en Suria, está en plena fase de obras en junio de 2021. La obra consiste esencialmente en una larga zanja drenante de unos 70-80 metros de longitud por unos 2 metros de ancho y 3 metros de profundidad, excavada en paralelo a la orilla del río, aunque aislada de éste por una mota o elevación. La zanja se sitúa en la orilla izquierda del río en el sentido de la circulación del agua antes de la zona de huertos, a ambos lados del punto donde por un lado llega el tubo del canal de Reguant que cruza el río y por el otro desemboca el arroyo esporádico de Camprubí que desciende de la fuente de la Serra.

La excavación abierta muestra la inclinación hacia el sur de los estratos de roca, en el flanco sur del anticlinal de Suria. Se interpreta que una parte de la salmuera generada en la escombrera salina de Fusteret circula subterráneamente siguiendo la inclinación de estos estratos que se hunden rápidamente y se incorpora al río Cardener, también subterráneamente, en este tramo. La obra debe captar esta salmuera antes de que se incorpore al río Cardener, bombearla hasta la planta de ICL en Suria e introducirla en colector de salmueras evitando que salinice los ríos Cardener y Llobregat.

Actualmente, el mayor salto de salinidad en la cuenca se da en Suria; el agua del río Cardener pasa de un valor de 50-60 mg de cloruro por litro en Coaner, aguas arriba de Suria, a 300-400 en Antius, aguas abajo. El día 11.06.2021 cuando se tomaron las imágenes, el Cardener en Antius contenía 410 mg Cl/L. Si la obra de captación de agua salina consigue el resultado esperado, el valor de cloruro en el agua del Cardener quedará por debajo de los 250 mg Cl/L; tras 100 años de minería de potasa, el agua del Cardener más allá de Suria recuperará la calidad necesaria para ser destinada al consumo humano mediante tratamientos convencionales de potabilización.

La captación de agua salina en el Fusteret se enmarca en el plan de remediación de la calidad del agua en cumplimiento de la sentencia por delito ecológico del 18.12.2014 del juzgado penal de Manresa ratificada por la Audiencia Provincial de Barcelona, y en compromiso asumido por Iberpotash-ICL en la captación de aguas salinas, independientemente de su origen que no entra a discutir, también fuera de los terrenos de la empresa. Las obras de captación de aguas salinas en el Fusteret están proyectadas y financiadas por ICL y ejecutadas por Excavaciones Mas SA.

La imagen 1ª está tomada desde el Fusteret, la 2ª y 3ª desde la zona del pozo IV en el lado opuesto al de las obras.

[fotos Jordi Badia]