Chinche marrón marmolada

Halyomorpha halys

La chinche marrón marmolada (Halyomorpha halys) es una chinche de la familia Pentatomidae –como la típica chinche hedionda (Nezara viridula)– originaria de Asia oriental y en expansión por el mundo. En Cataluña se detectó por primera vez en 2016 en la ciudad de Girona; en octubre de 2020 la hemos observado en la ciudad de Manresa.

La chinche marrón marmolada adulta mide unos 15 mm de longitud por 8 mm de ancho en los hombros. El cuerpo es marrón claro, a veces con matiz rojizo, densamente punteado de marrón oscuro. Además, tiene 5 manchitas claras en el margen frontal del escudete y, no siempre, manchitas similares alineadas sobre el tercio delantero del pronoto. Las antenas son mayoritariamente de color marrón oscuro, aunque, y éste es un buen carácter distintivo, el 4º o penúltimo segmento posee los extremos claros y un tramo central más extenso oscuro, y el 5º o último segmento posee un tramo corto claro en la base y el resto hasta la punta oscuro. En la coria –el margen externo- alternan franjas cortas claras y oscuras. En la membrana alar se aprecian venas oscuras paralelas, en disposición oblicua. El pronoto posee hombros redondeados. La cabeza es rectangular, con ojos salientes de marrón rojizo. La cabeza termina en un pico o aguijón que esconde bajo el cuerpo, con el que pica y sorbe los líquidos de los vegetales.

Las ninfas tienen el cuerpo más redondeado, sin los hombros marcados aunque con unas características espinas en los laterales del tórax, del mismo color marrón que los adultos. Crecen y superan estadios larvales hasta llegar al tamaño de los adultos.

Las hembras adultas ponen los huevos de forma elíptica y color amarillo pálido, en número de 20-30, agrupados en el envés de las hojas.

La chinche marrón marmolada es una especie polífaga, generalista, que ataca muchas plantas cultivadas, entre ellas los frutales, las hortalizas, la vid y los cereales. Es especialmente peligrosa para la agricultura. Las hojas y los frutos picados por la chinche marrón marmolada desarrollan áreas necróticas o crecen deformadas. Cuando es molestada, desprende un líquido nauseabundo. Las frutas afectadas, además de su mala formación, pueden mantener trazas del olor y el gusto nauseabundos de la chinche marrón marmolada. A llegada del frío, la chinche marrón marmolada busca refugio en rincones de edificios, a menudo en colonias. Por el momento, en Cataluña se ha encontrado preferentemente en áreas urbanas.

Ésta y otras especies invasoras como la chinche de las piñas (Leptoglossus occidentalis) se valen, además del vuelo, de los vehículos de los humanos para viajar como polizontes a distancias largas.
Otras especies de chinches presentes en las comarcas de Bages y de Moianès, similares por sus colores y que no hay que confundir con la chinche marrón marmolada son, por los menos las siguientes: Arma custos, Dolycoris baccarum, Dyroderes umbraculatus, Holcogaster fibulata, Holcostethus strictus, Rhaphigaster nebulosa y Staria lunata.

  • [foto Montserrat Porta y Jordi Badia]

Ver el Notícies de la ICHN nr.144.